FACEBOOK:

FACEBOOK

Melanie Anabella

lunes, 10 de abril de 2017

Back on track

Sentada y dispuesta a escribir una vez más, vuelvo a este espacio mío que tanto extraño cuando la inspiración es débil o demasiado personal como para expresar ante los demás.
Hace casi 10 años que este blog se volvió una herramienta más en mi camino de amor propio y autoconocimiento, 10 años en los que crecí en todo aspecto posible pero siempre desde la energía que vive en mí de fábrica, amando, a mi manera, mucho o poco, amando.

Al principio, a este espacio, lo usé para expresar el amor que creía sentir hacia otra persona...
Era mucho más ingenua y soñadora que hoy, me emocionaba solo la idea de vivir algo tan profundo como lo que mi corazón decía, algo que vivía en mí... en ese momento yo creía que era para alguien más, tardé años en admitir que estaba confundida, siendo tan chica realmente no sabes qué es el amor.
Pasaba horas leyendo otros blogs donde podía sentirme inspirada con esas sensaciones que estaba conociendo en la adolescencia.
Después vinieron los desamores, uno tras otro y sin parar. Claro que algo andaba mal desde el principio.
Entonces me enojaba y creía que era tonta, ¿por qué nadie tomaba de mí, todo eso que tenía para dar? Por qué nadie veía lo que yo cuando pensaba en el amor, hacia vivir, hacia todo ese mundo hermoso que ignoramos cuando crecemos? ¿Por qué ellos se negaban a aceptar lo que yo creía que podía dar?
Los años fueron pasando y entendí lo malo que es estar enamorada del amor, olvidé que siempre la vida tiene algo mejor, olvidé que realmente existe "el indicado" mientras me perdía a mí misma en el deseo de ser amada por hombres que no tenían idea de lo que buscaban de la vida, de ellos mismos, de mí como mujer.

Siempre es mucho más fácil señalar al otro sus faltas y errores que hacerle frente al espejo sin miedo, aceptando la parte que nos toca, ser lo suficientemente fuerte como para secarse las lágrimas, pararte en tus dos pies y admitir que algo estaba mal dentro tuyo, algo que no supieron enseñarte correctamente, una lección que no aprendías porque preferías llorar por tus emociones rotas en lugar de enmendar tu propio corazón entendiendo que hay mucho por sanar.

Bendigo el día que rompí con ese karma.
El día que dije ¡A la mierda con esto! No quiero ni uno más.
El día que decidí relacionarme de manera consciente con el mundo que me rodea, el día que la tapa de mi cabeza voló quien sabe donde porque desde entonces soy otra persona.


Entendí que no soy la que consuela al hombre que no sabe qué quiere, no soy la psicóloga del que no sabe donde va, no soy la bolsa de boxeo del que no se acepta a sí mismo y necesita al lado a quien denigrar.
No soy mártir de nadie, no soy la salida de sus adicciones, no soy el consuelo de sus fines de semana, no soy la compañía cuando le sobra tiempo, no soy la que está dispuesta a la madrugada.
No soy la mujer maceta al lado de un tipo que no me valora, decorando su mierda con mi belleza y juventud.
No soy la segunda... a veces tercera, a veces quien sabe.
Está bien decir "no" Conmigo, no! A esto yo no vuelvo más.
Una relación que te causa más dolor que sonrisas, donde hay más llanto que caricias, no es más que el poco amor que sentís por vos misma.

Bendito sea mi primer viaje a Brasil, bendita cada persona que me crucé ahí, cada error, cada lágrima y cada humano que en ese viaje me enseñó lo que realmente soy y lo que jamás fui.
Bendita mi conciencia, y el Universo que me permita prepararme para llevar un mensaje tan importante como este.

Así desperdicias tu tiempo esperando que cambie quien no quiere cambiar, cuando la única que debería cambiar es tu manera de pensar con respecto a quien sos, lo que haces, lo que das.
La vida empieza cuando te liberas del patrón que limitó tu vida, cuando entendés que sos libre de ir, de venir, de sentir, de reir porque viniste a este mundo a ser feliz; Sigo siendo la adolescente que soñaba con su amor verdadero... pero ahora no lo sueño, lo conozco y eso me hace libre de ir, venir, sentir y reir, entonces puedo tambien decir que necesité todas esas lagrimas para llegar a amarme, para reconocer que dentro mio brilla muy fuerte la mujer que estoy destinada a ser.
Y que ese amor verdadero soy yo.

Porque detrás de mi psicóloga interna siempre dispuesta a ayudar y sanar al hombre incorrecto, estaba yo misma, sola, intentando ser fuerte, manteniendome segura para no derrumbarme.
Y hoy estoy yo, ya no intentando nada, siendo fuerte, siendo YO misma, para bien o para mal.
Siempre dije que no podía llegar a los 25 años sin sentirme mujer y creo que una vez más me sorprendo de mí misma. Me encuentro sonriendo sola cuando leo un libro, puedo salir en mis propias citas, me miro en el espejo y me veo linda cuando despierto, reconozco mis talentos sin vergüenza y les doy su lugar... pero sé que todo esto recién empieza, el camino del autoconocimiento es eterno, muy, demasiado largo pero lo voy caminando con una sonrisa inmensa porque yo tambien soy eterna, nada me apura.
Acá encuentro mujeres que fueron lastimadas como yo, que se perdieron por amor, como yo y que no saben como salir de ese espiral de dolor que parece no tener fin. Pero lo tiene.
Así que puedo abrazar el propósito de mi vida y darle la bienvenida a todo lo que preparó para mi felicidad eterna, mientras yo hacía otros planes, de esos inmediatos, cuando queres todo YA.
La vida es una sola y después de los errores llega el verdadero aprendizaje, entonces el crecimiento ya no es doloroso, se vuelve divertido soltar lo que en otro momento te hubiera dejado paralizada a mitad de camino, perdida en tus dudas y en la incertidumbre del futuro.
Qué importa el futuro si tenes tu presente? Si te tenes a vos misma que importa lo demás?
No hay sentido en llorar por lo que no está, más bien hay que hacer lugar para lo que va a venir, porque los ojos solo pueden ver al nivel que tu propia mente esté preparada y yo creo en la magia, eso espero de la vida y del amor, porque lo viví cuando aprendí a amarme y sé que existe.
Puede que te dejes quebrar el corazón en dos unas cuantas veces hasta llegar acá pero te aseguro que no vas a arrepentirte ni un segundo de dejar ir, porque la vida no está estancada, vive en cambio constante, mereces fluir con esa vida, mereces alcanzar tus sueños más que nada.
En un año vas a mirar atrás orgullosa de lo que dejaste ir, eso que te parecía imposible y soltaste, entonces al lado tuyo vas a ver tus recompensas, no hay dolor, ni un poco de dolor.
Cada relación te enseña esa parte que no está bien dentro tuyo, se necesita gran valor para reconocerlo, no te quedes con lo que queres ahora, espera eso que mereces mientras trabajas en vos misma.

Esto es una pequeñisima parte de mi aprendizaje, esto es lo que lucho todos los días por hacerle entender a las mujeres que amo, esto es lo que me ayuda cada día a valorarme y ponerme por encima de cualquier situación que se me presente.
Tal vez te digan egoísta pero ya sufriste demasiado como para que sus palabras te hieran, yo le digo "amor propio" tambien, porque estuve ahí mismo, en esa tristeza y me saqué como pude.
No sos egoísta poniendote primero, sos inteligente porque todas las relaciones nacen de tu amor propio, de como te sientas en tu piel más que nada, de lo que te permitís recibir porque es lo que vos misma sabes darte.
Me gustaría sacar de ese agujero a cuanta mujer conozca pero no tengo superpoderes.
Solo tengo estas palabras. Pueden sonar un poco chocantes al principio pero ... hay algo mejor que decir la verdad?
Amate tan profundamente que nada te pueda herir, amate hasta llenar ese vacío que pretendías llenar con algo externo, porque el amor no te lo va a dar nadie si no lo encontras dentro tuyo primero, porque el amor es lo único que conocemos al nacer en este cuerpo y lo único que nos llevamos, cuando al fin lo dejamos en la tierra.
Amate porque solo cuando rebalses de ese amor tan lindo que te das, vas a poder compartirlo con tu verdadero compañero, si asi es lo que tus sueños dicen.

Bendito sea el verano del 2015.
Y bendita sea mi otra mitad.





3 comentarios:

Jorge Curinao dijo...

¡Muy bueno!

Marti dijo...

Como siempre, muy hermoso! cuanto me alegra que volvas a escribir, ya te extrañaba. Tenes tanta razón, y cuando lo decís y explicas así, me doy cuenta que me hace falta para llegar a quererme así, sabes? gracias por recordarmelo.

Te felicito, muy bien dichas las palabras, siempre, amiga. ♥

Chica Lunar dijo...

Cuánta verdad Mel y realmente que bueno que la puedas ver, expresar y que la quieras compartir. Lo que contás resuena conmigo,voy viviendo ese conocimiento en pequeñas partes aunque todavía me falta camino por recorrer. Hace poco estuve mal, sentí que había retrocedido pero ahora estoy mejor y lo compruebo porque mi "tercer ojo" está funcionando otra vez, leía un libro de auto conocimiento y de repente me distraje y me acordé de vos (así, de la nada) y entré a tu instagram y de ahí llegué acá. Me gusta leerte porque a mi también me gusta escribir, y escribís muy bien! No solo lindo, bien, te felicito, y lo que quería marcar con todo esto es que lo que escribiste acá tiene que ver con lo que estoy viviendo y me sirvió leerlo! Seguro no llegué acá de casualidad �� Antes no te seguía, ahora sí, un beso genia!