FACEBOOK:

FACEBOOK

Melanie Anabella

jueves, 25 de agosto de 2011

Stop hating your body


Pasé mucho tiempo pensando cómo hacerlo, sin intentar nada; "el lunes empiezo" no llegaba nunca, eso no era bueno.
De a poco todo fue cambiando, hasta que me sentí tan mal que algo dentro mío dijo BASTA, no quiero seguir así.
Me despertaba todos los días en un cuerpo que no era mío, así lo sentía, me miraba en el espejo y lo que reflejaba no era yo, el hecho de que me dijeran "gorda" no me hacía mal, ni mucho menos bien, yo sabía perfectamente que no era así como debía verme, sabía todos los kilos que me sobraban, sabía por qué los tenía.
Me afectaba más sentir que no me gustaba a mí misma porque ya no me quería, que no parecerle atractiva a los demás.
Detestaba saber que podía haber evitado todo eso, pero la desición estaba en mí, podía seguir con la vida CERO saludable que llevaba o cambiar, podía seguir llorando con culpa cada vez que comía algo que estaba MAL pero podía esforzarme por salir de eso haciendo deporte, moviendome.
Así, harta de lamentarme por "lo que fui" empecé natación, para poder perder peso, estaba harta en serio, tan harta como para olvidarme del miedo que le tenía al agua y hacerlo, me convencieron, me decidí, compré todo lo que necesitaba y ya estaba lista.
Mi profesora sofía me tuvo mucha paciencia y me ayudó desde lo básico, hasta que Diego pasó a ser mi profesor cuando ya tenía claras muchas cosas que al principio no tenía ni idea. De estar en el mismo lugar sin hacer casi nada, de no saber flotar mucho menos manejar la respiración llegué a 100 mts, que se convirtieron en 300, en 500, en 1000 y más en unos pocos meses.
Este deporte me enseñó mucho sobre mí misma, me enseñó que si me propongo algo, por más que me cueste puedo lograrlo, me ayudo a salir de ese cuerpo que no era mío, me borró el "NO PUEDO" de a poco, me ayudó a superar mis miedos, me enseñó a superarme.
Hace 6 meses me subí a la balanza y lloré como nunca, casi 74 kilos que me pesaban menos que la culpa que sentía por haber llegado a ese punto.
Con lo poco constante que soy para seguir una dieta, ¿como iba a cambiar eso? A pesar de haberme sentido horrible cuando miré la balanza, seguí haciendo todo mal, todo MAL. No sé hasta donde habré llegado, porque ya no quería ni pesarme, no quería saber nada, calculo que llegué a 78 kilos, pero no quiero ni pensarlo.
Me sentaba y me sentía perseguida de que alguien esté mirando cómo se me marcaba todo, estaba incómoda, y hay gente en todos lados que no te ayuda en nada diciendote "que gorda estás" queriendo herir, detestaba mis piernas, mi panza, todo. lo odiaba y si me repetían lo gorda que estaba no era nada nuevo para mí, YO misma me había transformado en eso.
Como estaría ahora si no hubiera dicho "hasta acá llegué"? No paro de preguntarme eso.
Descuidé mi cuerpo, me olvidé de mis sueños de ser modelo y por sobre todas las cosas descuidé mi salud, como si no fuera importante.
Hoy me siento bien, con ganas de hacer muchas cosas, ojalá el tiempo y el dinero me alcanzaran para hacer toda la actividad física que quiero, me siento completa, me quiero, me gusto, me pruebo cosas y me siento bien, me miro al espejo y soy YO otra vez, hacía tanto tiempo que ya no me encontraba.
No necesité dejar las cosas que me gustan, no quise ni quiero hacerlo, como lo que quiero pero sé que después de eso me espera una hora de ejercicio.
No termina acá, me faltan unos 5 más por perder, como mucho, pero no me desespero, es lo último. casi 15 kilos perdí, un millón de veces perdí la paciencia y dije que era imposible, y acá estoy pensando en que mañana tengo que ir al gimnasio, pasado natación y ya estoy pensando en bailar, entre otras cosas.



No tienen que morirse de hambre para verse hermosas, no tienen que saltearse ninguna de las comidas del día, todo cambia cuando tomas la decisión de amarte como te ves, como SOS y si querés mejorar tu cuerpo comiendo sano y haciendo deporte lo lográs! No existen dietas milagrosas, no se cambia de un día para otro, es un proceso difícil y a cada una le lleva su tiempo.
Yo elegí amar cada centimetro de mi piel, dejar de repetir lo mucho que odio mis piernas, lo mucho que odio ser alta, elegí quererme como soy. La salida no está en dejar de comer, en repetir mil veces lo fea que me siento, está en decir y creer, SOY HERMOSA, eso es lo que veo en mí ahora, lo que todas deberían sentir al mirarse en el espejo.
Ustedes no saben la cantidad de veces que lloré, no me acostumbraba ni quería hacerlo, no soportaba más sentir culpa por cada cosa que comía; era terminar de comer algo y no parar de pensar en eso y llorar, como si las lagrimas me ayudaran a perder estos putos 15 kilos que tanto costaron y cuestan todavía, porque aunque lloraba y lloraba no había nada que me motive a cambiar el estado en el que estaba.
Todavía me queda trabajo, pero estoy tan cerca que casi lo siento, no falta mucho, ya cambiaron tantas cosas en mi cuerpo, no hay nadie que no diga "te ves mil veces mejor ahora que hace unos meses" o incluso mejor que cuando eras delgadisima" , y eso me da más fuerzas todavía.

Muchas personas no valoraban todo el esfuerzo que le puse a esto, y quisieron hacerme creer que "5 kilos menos no es nada", otros me dijeron cosas que no merecía y realmente me lastimaron mucho, a esas personas: sepan que ustedes no estuvieron en mi piel, no sintieron todo lo que yo sentí, no lloraron lo que lloré, no se detestaron al tocarse el cuerpo y verse horribles, ni siquiera entienden de qué hablo.
Personas que me decían que hace mucho no me sacaba fotos, me acuerdo porque fueron cosas que me quedaron, y era verdad, no iba a sacarme una foto de cuerpo entero para permitir sus opiniones estúpidas sobre cosas que yo SABIA bien, no necesitaba que me sigan tirando su mierda para sentirme peor de lo que ya me sentía. En una foto salía algo bien, en 45 me veía horrible y en 20 directamente prefería no mirarlas, entonces mejor no me sacaba ni una sola foto, apenas a mi cara, pero mi cuerpo ni loca.

Pero tambien hubo gente que me apoyó y me dijo en todo momento "lo estas haciendo bien", me entendieron y me aconsejaron cuando lo necesité.
Es un proceso muy difícil que me ayuda a reencontrarme conmigo y todavía queda un poquito más; pero eso me da ganas de hacer más cosas, de no quedarme sentada y sentir como mis músculos trabajan, como mi cuerpo cambia, me hace tan bien.

Hagan deporte, en serio, haganlo, el que más les guste, o bailen, muevanse, es bueno. Yo elegí natación con miedo y ahora no puedo dejarlo, no puedo perderme de ir a la pileta ni un solo día. No solo para su cuerpo, para su mente tambien, todo cambia, sabes que hay un día, dos, tres, cuatro que tenes separados para hacer algo que te gusta y que sobre todas las cosas te ayuda. Yo sé que a veces son más las ganas de quedarse viendo una peli en casa, si hace frío no queremos ni salir, pero les JURO que vale la pena completamente, no hay nada más gratificante que saber que estas haciendolo bien y notarlo en tu cuerpo, en tu vida.
Si quieren bajar de peso haganlo pero no se castiguen, no se priven de disfrutar una hamburguesa, no sean tan duras con ustedes mismas, dense sus gustos.
Olvidense del "soy fea, soy un asco" OLVIDENSE, empiecen a buscar lo que les gusta de ustedes mismas, puede ser tu pelo, tus brazos, tus piernas, tus ojos, no se engañen con los comentarios ajenos, no permitan que esas palabras las lastimen.
No se olviden que nadie es perfecto, todos tenemos defectos e imperfecciones, amenlas. Cada detalle, cada defecto es lo que te hace a VOS, sin todo eso no serias quien sos.

A partir de ahora mi felicidad no va a depender nunca de las opiniones de otros, simplemente de mis logros, nunca más voy a pretender ser lo que esperen que sea, voy a ser lo que yo quiera ser. Voy a dar todo de mí por ver cambios como este, voy a ser fuerte, voy a entender al fin que la única persona que puede frenarme para bien o para mal, soy yo.
Todo lo que tuve enfrente lo pasé porque me puse firme, porque sabía que necesitaba realmente un cambio, todo lo malo que me dijeron me hizo más fuerte, me grabó por dentro que PUEDO HACERLO y nadie lo va a borrar de mí. Todo lo bueno que me dijeron se quedó en mi corazón y me ayudó a no bajar los brazos.

Mostrar mi panza, mostrar mis piernas este verano no va a pasar por buscar halagos de nadie, sino porque siento que voy a poder hacerlo con total libertad, sin sentirme fea, ni mirar a los costados buscando si alguien me está mirando para soltar el pareo y tomar sol como todos, nunca más.

Amarse no es ser narcisista, este cuerpo, TU cuerpo va a acompañarte toda la vida y por esa razón tenés que cuidarlo, quizás solo sea un envase como muchos dicen, lo importante es lo que llevamos dentro, pero no hay que descuidar nuestro "envase" nunca. Si vos no te amas, ¿como esperas que te amen?
Amense como les gustaría que las amen. Cuidense.
Sentirte preciosa no es ser ególatra, no está mal encontrarte linda al mirarte.
Una persona no deja de ser humilde por reconocer que se siente hermosa, y si los demás no piensan eso de vos, bueno, ¿vale más la opinión de ellos o lo que vos SABES que sos? ¿Realmente lo que ellos dicen te ayuda en algo? ¿Te sirven sus comentarios?
Si alguna vez te quisiste y lo olvidaste, o si nunca lo hiciste antes, es ahora el momento de cambiarlo, vas a ver como cambia todo, tus relaciones, tu forma de tratar con los demás, tu autoestima.
Buscá una persona que te dé el abrazo que necesitas, que te dé ese empujon que a todos nos hizo falta alguna vez, esa persona que te diga: LO VAS A LOGRAR, NO ESTAS SOLA, yo lo tuve, tuve una persona incondicional que me apoyó en cada momento, que me abrazó y me dió las fuerzas que necesité, que supo borrar el profundo dolor que sentía y la culpa cada vez que caía en lo mismo ¿hace falta que diga quien es?
Quizás no sea un novio como en mi caso, quizás sea un amigo, mamá, papá, una hermana, siempre hay alguien que te da su apoyo
es una lucha difícil y casi imposible si se enfrenta solo, sin ayuda.

Ahí afuera hay miles de luchadores como vos, como yo, que pelean por no caer en los modelos que la sociedad nos impone, que nos dice que para ser lindas tenemos que re cagarnos de hambre, tenemos que ser talle 0 y parecer que estamos a punto de quebrarnos.
Se puede adelgazar sin meterte en una dieta exagerada, simplemente con DEPORTE, se puede, yo sé que se puede.
No dejes que te digan que no vas a poder, a mí me lo dijeron, no dejes que te mientan así, no les creas.
Es TU vida, es TU cuerpo, amalo, dejá de creerte horrible, no lo sos.

Yo sé de lo que estoy hablando, nunca diría algo si realmente no lo sintiera así, no era de esta forma, hoy me siento distinta.

Esto no se enseña en una escuela, muchas veces ni nuestros papás nos lo enseñan, somos nosotros/as quienes tenemos que sentirlo, si yo pude entonces vos podes, todas pueden.
No es imposible aunque parezca.

Dense la oportunidad de conocerse en profundidad y aceptarse como son.



4 comentarios:

Lu dijo...

BUENISIMO! re diosa salís en las fotos ;) volve al modelaje nena! sos hermosa. Besitos

Laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Noe dijo...

Uff lo que me sirvio un simple texto, estoy pasando por uno de los peores momentos con mi cuerpo u.u te felicito negri, no muchas logran lo que vos estas logrando!

The Girl with No Name dijo...

Lindo lindo lindo.